Conociendo la paloma mensajera Rotating Header Image

La formación del huevo

Estimados colombófilos noveles y recién iniciados en esta actividad: la práctica colombófila requiere del colombófilo mucho estudio y mucha observación, sólo a ese precio se puede llegar a algo en este deporte. El estudio, la observación y la experimentación son el eje y motivo fundamental del éxito en colombófila, no es posible de ningún modo que el colombófilo sin estos elementos realice con éxito la actividad en la cría, la selección y la preparación de la paloma de carrera destinada a competir, de manera que el aficionado debe adquirir el caudal de conocimientos básicos esenciales que le permitan conocer en detalle a la paloma como objeto de su apasionante afición. Distinguidos y apreciados noveles aficionados al deporte colombófilo, discúlpenme que sea reiterativo una vez más con este comentario, pero les puedo asegurar que este es el gran secreto del éxito en colombofilia.
Es por este motivo que he creído conveniente ofrecerles este artículo que lo podríamos encuadrar dentro del ABC de la práctica colombófila, en este caso para interpretar cuáles son los fundamentos biológicos elementales de la reproducción de la paloma de carrera. Espero que este artículo les sea de utilidad, que de ser así se habrá cumplido mi deseo.

Las sustancias germinales que la naturaleza ha destinado para perpetuar la raza o la especie son producto de los órganos sexuales (ovario y testículo), y estas sustancias se denominan espermatozoides en los machos y óvulos en las hembras.
Para que persista, perdure y se perpetúe la especie es necesario en la familia de las palomas como en todos los ovíparos que sus huevos estén fecundados, o sea biológicamente hablando es imprescindible e indispensable que se produzca la fusión de un espermatozoide y un óvulo para poder formar una célula, la cual dará nacimiento a una nueva paloma con las mismas características en cuanto a la especie heredadas de sus progenitores y con la facultad de ellas mismas de trasmitir a sus descendientes todos los rasgos característicos de la raza.

Vamos a entender ahora cómo se produce la formación del huevo de la paloma de carrera. Este proceso biológico se inicia en el macho precisamente en las glándulas genitales denominadas testículos, que son de volumen variable y llegan a aumentar notablemente en peso y tamaño en estado de excitación sexual.
En la hembra sus órganos genitales son el ovario y el oviducto, para que tengan una idea el ovario presenta el aspecto de un racimo compuesto de un número variable de óvulos, en cuanto al oviducto como su nombre lo indica es un conducto amplio y flexible que comienza en proximidades del ovario y termina en un orificio estrecho de la cloaca con forma de labio, que se dilata para dar paso al huevo.

El óvulo y el espermatozoide forman al unirse la célula del nuevo ser, esta misma célula está constituida por un parte central llamada núcleo que contiene unos cuerpos llamados cromosomas, cuyo número es constante para cada especie y una masa líquida que la envuelve denominada protoplasma, que es el elemento vivo de la célula, todo ello está recubierto por una membrana.

El huevo contiene tantos cromosomas provenientes del padre como de la madre. En estos cromosomas habitan unas partículas denominadas genes que contienen los caracteres hereditarios de la especie, pero para dar un paso más en este complicadísimo funcionamiento biológico, diremos que un carácter hereditario puede estar ligado a varios genes, pero a su vez un gen puede contener varios caracteres hereditarios.

Previamente antes de comenzar la primera fase del proceso de formación del huevo diremos que hay un inicio y comienza en los testículos, lugar donde es elaborado el esperma y es llevado al exterior por dos conductos excretores que corresponden a cada órgano genital describiendo un trazado sinuoso llegan al borde de la cloaca donde se encuentra el órgano copulador, este está representado por una pequeña papila o prominencia cónica, al borde y en lo bajo de la cloaca.

Al efectuarse el contacto sexual del macho con la hembra, determina en este la eyaculación del esperma fecundador que contiene obviamente los espermatozoides y los expulsa al interior de la cloaca de la hembra al efectuarse la cópula. Los espermios debido a su movilidad avanzan por el oviducto a un velocidad de 2 milímetros por minuto hasta fusionarse con el óvulo, en cuyo momento se efectúa la fecundación y da lugar a la formación de una nueva célula. Cada milímetro cúbico de la sustancia segregada por los órganos genitales del macho contiene 100.000 espermatozoides que pueden vivir cada uno de ellos en el oviducto de la hembra durante diez días.

Para finalizar, como todos sabemos, el huevo consta de cuatro partes principales (yema, clara, membrana y la cáscara) pero a su vez cada una de estas partes posee sus propiedades, estructura física, composición química y funciones específicas, con todos estos factores se inicia el desarrollo y formación del huevo fecundado en el oviducto de la hembra y consta de cinco etapas.

En la primera se asienta el óvulo maduro de color amarillo que presenta una mancha blanca circular donde reside la potencia evolutiva del futuro embrión (la yema).
En la segunda al pasar por el oviducto la yema se va impregnando de una capa albuminosa (la clara).
En la tercera se va formando una membrana que se extiende hacia el polo grueso del huevo en dos láminas que circunscriben la cámara de aire encargada de oxigenar al embrión.
En la cuarta se rodea de una cáscara de sustancia orgánica porosa e impregnada de sales calcáreas (la cáscara).
En la quinta y última etapa es la que conduce al huevo formado a la abertura de la cloaca para ser expulsado al exterior, que en un proceso de 18 días mediante el calor, la humedad y el volteo del huevo dará nacimiento a un nuevo ser que despertará la pasión de su criador.

Antonio Bernárdez, Sociedad Colombófila Vicente López. Buenos Aires – Florida

(Prohibida su reproducción por cualquier medio de información sin la expresa autorización del autor)

6 Comentarios en “La formación del huevo”

  1. #1 marcos vicondo
    on dic 24th, 2008 at 6:58 am

    muy interesante el articulo muchas gracias , me encanta la pagina y la visito con frecuencia

  2. #2 nelson tobon
    on ene 8th, 2009 at 11:34 pm

    muy interesante el articulo. ya que yo apenas estoy comenzando en la colombofila, soy de colombia y me gustaria mucho adquirir palomas mensajeras de raza belga, si alguien me puede colaborar me gustaria que me contestara este comentario y me escriba a mi Email. muchas gracias.

  3. #3 Gloria
    on ago 30th, 2009 at 10:53 pm

    Me gustaria saber, cuantos dias queda el pichon en el nido, cuidándolo la madre hasta que vuela solo. Me lo podrian decir por mail? estoy intrigada.
    Y además, en las palomas comunes los dias son los mismos? Gracias. Gloria.

  4. #4 augusto
    on dic 10th, 2009 at 8:46 pm

    El articulo esta muy bueno,se denota la calidad cientifica del mismo,gracias por mostrarnos sus conocimientos

  5. #5 ignacio
    on jul 21st, 2010 at 4:30 pm

    hola me gustaria saver a los cuantos meses de viada la hembra mensajera puede reproducirce bye

  6. #6 baba
    on ene 6th, 2013 at 3:50 am

    ¿como se que esta fecundado los dos huevitos de mi paloma?
    ¿que darle de comer a mi ploma para que alimente a sus pichones?
    ¿como se que si es embra o macho ?

Dejar un comentario





CONOCIENDO LA PALOMA MENSAJERA
MAIL / MSN:
palomasmensajeras@hotmail.com
Teléfono:
02324 - 427389

Desde el exterior +54-2324 - 427389

SMS: 02324-15475155